100 Resilient Cities Explore the Strategy

Follow our progress

Santa Fe es una de las diez ciudades más grandes y antiguas de Argentina.

Es la cuna de la Constitución Nacional y un polo de educación, ciencia y actividades comerciales y de servicios para una gran región donde crece la agroindustria y la bioeconomía. Casi tres cuartos de su territorio está conformado por ríos y bañados, y esta relación con el agua ha moldeado su crecimiento a lo largo de la historia. Luego de las trágicas inundaciones de 2003 y 2007, la ciudad desarrolló una fuerte política de reducción de riesgos y, en la actualidad, el gobierno, la población, las instituciones y los sistemas de infraestructura están mejor preparados para afrontar emergencias hídricas. Aprender de los desastres le valió a Santa Fe reconocimiento local e internacional; pero también puso de relieveotros problemas que causan tensiones crónicas y que deben atenderse.

En diciembre de 2014 Santa Fe fue seleccionada para integrar la Red 100 Ciudades Resilientes (100RC), impulsada por la Fundación Rockefeller, y en 2015 comenzó a llevar adelante un proceso de diagnóstico y diseño de iniciativas hacia la resiliencia.

La violencia urbana, el déficit de viviendas y la degradación del hábitat, la obsolescencia de las infraestructuras y los problemas ambientales, la exclusión social y la falta de oportunidades para el desarrollo socioeconómico, son algunos de los desafíos identificados durante la Evaluación Preliminar de Resiliencia, publicada en agosto de 2016.

A partir de allí, y a lo largo de diez meses de intenso trabajo, la Oficina de Resiliencia de la ciudad llevó a cabo estudios y consultorías para analizar los temas emergentes e involucró a alrededor de mil personas en talleres, entrevistas, reuniones de trabajo y encuestas para identificar proyectos, en lo que resultó ser un proceso altamente participativo

01 Abrazar el cambio Una Santa Fe que mira al futuro y trabaja a escala metropolitana

02 Conectar de oportunidades Una Santa Fe que crece con equidad y garantiza el acceso a servicios básicos

03 Alentar el compromiso ciudadano Una Santa Fe que cultiva el sentido de pertenencia, la cohesión social y el derecho a la ciudad

04 Conocer para innovar Una Santa Fe que gestiona el conocimiento y aprovecha las nuevas tecnologías para el desarrollo local

+ menu

01

Una Santa Fe que mira al futuro y trabaja a escala metropolitana

Santa Fe se ha transformado en un territorio vulnerable, en especial a los fenómenos hidrometeorológicos que se vienen acrecentando con el cambio climático. En los últimos años, la ciudad asumió la gestión de riesgos de desastres como política central de desarrollo, transformando sus debilidades en un aprendizaje permanente. Ello le ha permitido estar mejor preparada ante emergencias por inundaciones y avanzar en un crecimiento urbano más ordenado y sustentable, lo que le ha valido reconocimientos internacionales.

Es necesario consolidar este camino, utilizando el concepto de cuenca hídrica como unidad de gestión territorial e incorporando el pensamiento prospectivo en el diseño de los planes y proyectos. Adaptarse al ambiente en lugar de modificarlo es una premisa clave que implica avanzar en planes de acción específicos para reducir los riesgos, mitigar el impacto del cambio climático, resguardar los ecosistemas y mejorar sustancialmente la gestión de los residuos.

Estos retos demandan una renovación en la manera de gestionar y planificar las ciudades, contemplando las tendencias de concentración y aglomeración urbana que se visualizan en todo el mundo. Santa Fe no está ajena a ese proceso y ha decidido afrontar este desafío. El área metropolitana del Gran Santa Fe está en etapa de gestación y es un punto de inflexión en la manera de proyectar el
territorio desde un enfoque resiliente.

Las grandes obras de infraestructura que tienen impacto directo en el desarrollo económico de la región, como el puerto, el aeropuerto, las conexiones viales, los parques industriales y centros logísticos, así como el sistema de movilidad y la gestión de residuos, requieren formatos innovadores de gestión para avanzar en su concreción.

02

Una Santa Fe que crece con equidad y garantiza el acceso a servicios básicos

Santa Fe quiere transformarse en una tierra de oportunidades, brindando a su población las herramientas y recursos para lograr el desarrollo personal y colectivo en un ámbito de seguridad, equidad y plenitud.

La ciudad cuenta con indicadores de pobreza similares a los que registra Argentina, y la desigualdad se plasma en el territorio con barrios que concentran la mayor carencia de servicios básicos, falta de viviendas, alto desempleo o precarización laboral y mayor riesgo hídrico. El abordaje de esta problemática debe pensarse de manera integral buscando conectar a la población más vulnerable, en especial a los jóvenes, con oportunidades de crecimiento.

Para que la ciudad pueda crecer con equidad y superar la exclusión social, es necesario impulsar a los sectores económicos que tienen mayor potencialidad de desarrollo y que, además, cuentan mayor capacidad para generar empleo.

El acceso a la vivienda formal y segura constituye un desafío central, identificada como una de las principales tensiones de la ciudad, tanto por el déficit de vivienda como por la radicación de asentamientos informales en zonas de riesgo hídrico. Santa Fe debe fomentar proyectos que construyan comunidades –y no sólo soluciones habitacionales–y que piensen de manera integrada las intervenciones físicas y sociales que permiten conformar barrios saludables e inclusivos.

Finalmente, es imperioso optimizar la intervención del Estado en el territorio, que hoy se efectúa de manera desarticulada y por lo tanto genera ineficiencia y acciones aisladas. Santa Fe necesita avanzar en nuevos modos de gestión de las políticas públicas de manera de alcanzar mejores resultados en términos de inclusión e integración social.

03

Una Santa Fe que cultiva el sentido de pertenencia, la cohesión social y el derecho a la ciudad

Santa Fe se propone consolidar los lazos de pertenencia de su comunidad y promover el compromiso ciudadano con su entorno, que se ha visto quebrado por el avance de prácticas que no valoran el cumplimiento de las normas o que desprecian lo que es común a todos. La ciudad cuenta con indicadores de violencia urbana que superan con creces la media nacional y es por eso que se vuelve crucial poner en valor las normas de convivencia e impulsar la cultura de la paz, para avanzar contra la informalidad y la ilegalidad como modo de vida.

El cuidado del espacio público, el mejor entendimiento de los riesgos y el respeto por la vida, los animales y el ambiente son aspectos esenciales para la formación de comunidades integradas, que fueron destacados en las instancias participativas del proceso de desarrollo de la Estrategia.

La participación ciudadana y el acceso a información son aspectos claves para propiciar una convivencia saludable y consolidar la democracia, impulsando los liderazgos locales y una activa vida social en pos de encontrar soluciones conjuntas a los problemas urbanos. De lo que se trata, en definitiva, es de impulsar el derecho a la ciudad.

Las instituciones intermedias son aliados clave para la vinculación entre el gobierno y la comunidad. Santa Fe cuenta con una capacidad institucional y social para generar ideas innovadoras y aportar voluntades que debe fortalecerse a través de nuevos canales y espacios de comunicación para contribuir al crecimiento de la ciudad y consolidar la identidad santafesina. Recuperar los valores del trabajo y la educación, la capacidad de emprender nuevos proyectos y superar dificultades, los rasgos identitarios del santafesino así como alentar las habilidades y saberes que impulsan las nuevas tecnologías son aspectos claves que permitirán avanzar hacia una ciudad más resiliente.

04

Una Santa Fe que gestiona el conocimiento y aprovecha las nuevas tecnologías para el desarrollo local

La gestión de información resulta crucial para el correcto funcionamiento de una ciudad y la co-creación de conocimientos es un impulsor de innovaciones para la solución de problemáticas urbanas.

Santa Fe se ha propuesto convertirse en una ciudad moderna e
inteligente. En los últimos años, el Municipio ha implementado diferentes programas de modernización y desarrollo de sistemas para mejorar procedimientos administrativos y servicios a la comunidad. También ha avanzado en la identificación de indicadores de calidad de vida y de gestión para evaluar políticas públicas, en un trabajo articulado con otras instituciones de la sociedad civil.

Sin embargo, estos procesos no están siendo aprovechados de manera integral. En la ciudad se genera, almacena y comparte información de manera compartimentada, con criterios diferentes para el registro de datos y con repositorios frágiles, lo que dificulta su utilización pública. Lo mismo sucede en cuanto al monitoreo y control
de los distintos sistemas de infraestructura, sea por la obsolescencia
de sus componentes, la multiplicidad de agencias o empresas involucradas o la falta de incorporación de tecnología.

El desafío es transformar esta debilidad en una oportunidad de generación de nuevos sistemas de gestión del conocimiento e incorporación de tecnología, impulsando la investigación de problemáticas específicas y la formulación de proyectos basados en evidencia. Asimismo, se procura avanzar hacia un gobierno abierto que garantice transparencia en la gestión y trabajo colaborativo con la comunidad.

Finalmente, Santa Fe quiere constituirse como ciudad promotora del enfoque de Resiliencia para pensar el diseño urbano y el crecimiento de las ciudades de la región.

Our Resilience Team

  • Andrea Valsagna

    Directora de Resiliencia (CRO) y Secretaria de Comunicación y Desarrollo Estratégico.

  • Mercedes Tejedor

    Vicedirectora de Resiliencia (Deputy-CRO)

  • Agustín Botteron

    Vicedirector de Resiliencia (Deputy-CRO)

  • Laura Boncompagni

    Coordinadora del Programa de Estadísticas e Investigaciones Sociales y Económicas

Read Santa Fe's Resilience Strategy