100 Resilient Cities

Santiago de Chile

Download Spanish PDF
Explore the Strategy

Follow our progress

Santiago se encuentra en un punto de inflexión en que podría revertir sus carencias y capitalizar sus ventajas si se toman hoy las medidas adecuadas.

En los últimos años, la región y sus habitantes han demostrado la capacidad de recuperarse de los más diversos impactos, desde el mega-terremoto de 2010 hasta el desborde del río Mapocho en el 2016, recuperando su capacidad operativa en pocas horas. Así también, Santiago ha podido lidiar, seguir creciendo y desarrollándose pese a convivir con tensiones crónicas como desigualdad, contaminación atmosférica y problemas de movilidad. 

Queremos que el modelo de desarrollo de Santiago sea uno a escala humana, en que ni el auto, ni el edificio, ni el interés económico predominen, sino las personas. Que la gente que vive la ciudad y la experimenta, sienta que Santiago se sueña, se planifica y se construye pensando en cada uno de ellos.

1 Movilidad Urbana: Santiago Conectado Por una ciudad que provee un sistema de movilidad integral, confiable, seguro, sostenible e inteligente

2 Medio Ambiente: Santiago Verde y Sostenible Por una ciudad que crece y se desarrolla en armonía con el entorno

3 Seguridad: Santiago Seguro Por una ciudad que promueva la convivencia pacífica entre sus habitantes

4 Gestión de Riesgos: Santiago Preparado Aprender de su historia y de la de otros para estar más preparados ante futuros escenarios de desastres y reducir así los daños e impactos

5 Desarrollo Economico: Santiago Global e Innovador Por una ciudad equitativa territorialmente que promueve la creación de nuevas oportunidades

6 Equidad Social: Santiago Inclusivo Por una ciudad que disminuya las brechas sociales, la desigualdad y la fragmentación territorial a la que se ve enfrentada

+ menu

1

Por una ciudad que provee un sistema de movilidad integral, confiable, seguro, sostenible e inteligente

Estado del problema

En una ciudad como Santiago, que ha crecido en extensión y de manera fragmentada, es fundamental contar con una red de transporte inteligente, robusta y planificada que integre los diversos usos del territorio, y minimice así las externalidades negativas de la infraestructura y los espacios urbanos degradados.

Santiago sufre hoy, al igual que muchas otras ciudades del mundo, problemas de congestión agravadas por el aumento de la tasa de motorización. Dentro de los próximos años se espera que el parque vehicular suba de 48 a 58% situación que creará una presión inaudita por el uso de la infraestructura vial, especialmente en horas punta. Hoy gran parte de los viajes se concentran en unas pocas horas de la jornada, cuando los niveles de congestión son más elevados.

Dado este contexto, desde el nivel regional se plantea como alternativa a los problemas del transporte una política pública para el fomento de los modos no motorizados, que extienda la red de ciclovías (asumiendo así una nueva concepción del espacio público) y sus estándares de infraestructura. También esa política tiene que hacerse cargo de los viajes a pie, mediante el aumento de programas de construcción y mejoramiento de veredas.

Objetivos

  1. Planificar y promover un sistema de transporte intermodal con vision regional.
  2. Promover el uso del transporte público mejorando la experiencia de viaje de los santiaguinos.
  3. Mejorar e incentivar la movilidad activa para un sistema de transporte eficiente y sostenible a escala regional.

2

Por una ciudad que crece y se desarrolla en armonía con el entorno

Estado del problema

El cambio climático implica una serie de desafíos para las ciudades. Santiago no es la excepción. Existen diversas evidencias en nuestra región que dan cuenta de las alteraciones ambientales que genera la urbanización: la generación de islas de calor y alteraciones de los ciclos hídricos por la impermeabilidad de los suelos y contaminación del aire, entre otros. Según el Centro de Cambio Global, de no tomar medidas de adaptación anticipadas, Santiago experimentará impactos asociados a esas alteraciones y podrían incidir en la modificación del ciclo urbano del agua.

La desigualdad propia de Santiago también se refleja en temas medioambientales. Las áreas verdes, por ejemplo, están distribuidas en directa relación con el nivel de ingreso de las comunas. Hay algunas de menor nivel socioeconómico con promedios de entre 0,4 y 2,9 m2 de áreas verdes por habitante, y otras más ricas con promedios de entre 6,7 y 18,8 m2/ hab. Es muy necesario equilibrar esta distribución: la recomendación de la Organización Mundial de la Salud es de 9 m2/hab.

Por otra parte, de acuerdo con el Informe del Estado del Ambiente, la Región Metropolitana es el mayor productor de residuos a nivel nacional. Concentra un 43% del total de la producción del país. Del total de los residuos sólidos generados, más del 50% podría ser valorizado, lo que reduciría significativamente la cantidad enviada a los vertederos habilitados. Las dificultades para homologar normativas en los municipios pequeños y medianos, la baja regulación y fiscalización de la deposición final de escombros, la falta de una red regional de reciclaje y un débil sistema de recolección segregada, han fomentado la proliferación de vertederos Ilegales y microbasurales, lo que plantea un gran desafío sanitario a nivel ciudad.

Objetivos

  1. Prevenir y mitigar los problemas asociados al cambio climático.
  2. Disminuir los índices de contaminación atmosférica de la ciudad.
  3. Generar e implementar un  modelo de gestión integral de residuos a escala regional.
  4. Disminuir los índices de contaminación atmosférica de la ciudad.
  5. Promover uso de energía renovable no convencional.
  6. Establecer un Sistema metropolitano de gestión hídrica.

3

Por una ciudad que promueva la convivencia pacífica entre sus habitantes

Estado del problema

A pesar de que las tasas de victimización de hogares en la RMS han bajado de un 40% en 2003 a un 26,4% en 2015, la sensación de inseguridad ha tendido al aumento: en 2016 un 86,8% de los encuestados creía que la delincuencia aumentó en el país y un 41,3% pensaba que sería víctima de un delito en los próximos 12 meses.

Al analizar los principales denuncias de delitos cometidos en la región, un 27,9% corresponde a incivilidades, entendidas como “aquellos desórdenes visibles en el espacio público que, pudiendo ser o no delitos, tienden a no ser tratados por el sistema de control penal”, tales como comercio ambulante, consumo de bebidas alcohólicas en la vía pública, ruidos molestos, riñas, etc. El problema de este tipo de acciones es que proyecta hacia la ciudadanía una sensación de baja cohesión social y descontrol político lo que repercute directamente en la sensación de seguridad.

Por otra parte, la prevención situacional, que es una de las formas con las que se ha enfrentado esta problemática, ha dado resultados positivos al abordar el mejoramiento del espa cio público para mitigar la sensación de inseguridad desde una dimensión territorial. Para esto, se requiere de un tratamiento multisectorial ya que el solo hecho del mejoramiento del espacio público no ha permitido la disminución de las incivilidades y situaciones de violencia en dichos espacios. La mirada multisectorial requiere promover y fortalecer factores protectores de personas y comunidades en situación de riesgo y, al mismo tiempo, promover el trabajo articulado entre diversos actores y programas provenientes del sector público, privado y de la sociedad civil.

Objetivos

  1. Abordar la seguridad ciudadana desde una mirada multisectorial.
  2. Impulsar iniciativas que aborden las incivilidades.       
  3. Incoporar a las comunidades en el proceso de coproducción de seguridad.

4

Aprender de su historia y de la de otros para estar más preparados ante futuros escenarios de desastres y reducir así los daños e impactos

Estado del problema

Nuestra región presenta diversas amenazas de tipo natural y antrópico. Es así que la resiliencia considera los efectos del cambio climático y la incidencia de ellos en el crecimiento físico de la ciudad, tanto en el medioambiente como en la distribución de los grupos socioeconómicos, ya que efectivamente son los sectores de menores ingresos los más  afectados por episodios de riesgos. Las amenazas localizadas en la región van desde la sismicidad y la hidrometeorología, hasta las sequías, incendios y el volcanismo. Ellas obligan a la institucionalidad pública a reconocer, mitigar, prevenir y anticiparse a los riesgos existentes en la cuenca de Santiago.

La gestión del riesgo en Santiago requiere el análisis de las alteraciones de los entornos y el funcionamiento cotidiano de las comunidades porque condiciones de vulnerabilidad en los grupos humanos aumentan los efectos sociales de las amenazas. Según la evidencia histórica si se mantiene, como hasta ahora, un enfoque reactivo sobre las emergencias, se seguirán generando pérdidas considerables económicas, ya sea por afectación a la infraestructura, destrucción de los bienes y patrimonio de la población, deterioro ambiental, afectación de la salud y, lo más extremo, las pérdidas humanas.

Un Santiago Preparado implica mantener actualizada la información de los actores que forman parte de la plataforma regional para la reducción de riesgos de desastres y del sistema de protección civil. Para fortalecer la preparación ante los desastres y lograr una respuesta eficaz, se deben generar las instancias intersectoriales y ciudadanas de socialización e intercambio de planes de emergencia en los diferentes niveles territoriales.

Objetivos

  1. Diseñar sistemas inteligentes para mitigar riesgos y enfrentar emergencias.
  2. Reconocer y anticipar los  riesgos existentes en el área metropolitana.
  3. Preparar a la ciudadanía frente a amenzas y riesgo de desastres.

5

Por una ciudad equitativa territorialmente que promueve la creación de nuevas oportunidades

Estado del problema

La Región Metropolitana presenta una dualidad entre áreas urbanas y rurales, así como entre el centro cosmopolita y la periferia metropolitana, lo que incrementa su complejidad en términos económicos. Hoy en día, conviven en la región un gran número de micro, pequeñas y medianas empresas (MIPYMES), junto con grandes empresas nacionales y multinacionales, lo que con un compone un tejido empresarial diversificado.

A pesar de que la Región Metropolitana es mayoritariamente urbana, según las encuestas del Ministerio de Agricultura, su sector rural cuenta con importantes ventajas competitivas. Sus cerca de 150.000 hectáreas de producción intensive están localizados en los mejores suelos del país, posicionándolo como principal productor de hortalizas de Chile, dentro del tercer productor de frutas y el principal productor de cerdos.

Este escenario plantea el desafío de procurar la sostenibilidad y autonomía del desarrollo empresarial de la región. A nivel nacional, la RMS se mantiene como la primera en competitividad, a pesar de estar a la baja durante los últimos años. Si bien la región cuenta con una serie de instituciones públicas e instrumentos para potenciar el desarrollo económico y la competitividad empresarial, ello no ha generado un efecto sostenible ni incremental. 

Los esfuerzos deben tender a generar estrategias de coordinación regional con áreas productivas claramente definidas y a posicionar a Santiago como ciudad global, concadenando sectores productivos que concentran el mayor número de empresas con los la capacidad productiva de la región en pro de potenciar una mayor autonomía económica. Cabe señalar que Santiago ha ido transformándose en un destino seguro para el turismo global, conectado, con oferta diversificada e innovadora. No obstante, los esfuerzos desarrollados desde el sector público y privado se disgregan al no existir una política común de promoción turística de Santiago en los contextos latinoamericano y mundial.

Objetivos

  1. Potenciar el desarrollo económico de la región tanto en el ámbito urbano como rural
  2. Reforzar la Resiliencia empresarial a nivel metropolitano.
  3. Posicionar a Santiago como ciudad global.
  4. Fortalecer el ecosistema regional de innovación y emprendimiento. 

6

Por una ciudad que disminuya las brechas sociales, la desigualdad y la fragmentación territorial a la que se ve enfrentada

Estado del problema

Santiago es una ciudad altamente segregada y desigual comparada conotras ciudades de Chile y Latinoamérica. De acuerdo con OCDE, la RMS es más segregada que ciudades como Buenos Aires, Sao Paulo y Ciudad de México. Se trata de una sociedad fragmentada, dispersa y distanciada socioespacialmente. El área urbana de Santiago concentra en seis comunas a los grupos de mayores ingresos en una proporción espacial equivalente al 18% de su superficie. Esta concentración de riqueza se constituye en un círculo vicioso. En el cono de alta renta están las viviendas de mayor avalúo, lo que implica mayores fuentes de ingreso municipales, concentración de servicios, infraestructura y equipamientos de calidad; mientras que en el resto de la ciudad se consolidan macrozonas con concentraciones de pobreza, altos índices de criminalidad, hacinamiento, allegamiento y deserción escolar.

Si bien desde los 90 la RMS ha experimentado una sostenida disminución de la población en situación de pobreza y pobreza extrema (de un 42,6% en 1990 a un 7,7% en 2013), si se considera la pobreza desde una mirada multisectorial (que entiende el fenómeno no solo como ingreso económico, sino también como el acceso a la educación, salud, trabajo, seguridad social y vivienda) el porcentaje aumenta a 18%. Santiago debe avanzar en garantizar un estándar mínimo y accesibilidad equitativa de los bienes, servicios y oportunidades que provee. Esto debe ser un derecho para todos sus habitantes.

Objetivos

  1. Generar oportunidades de inclusión para aquellos en riesgo social o en situaciónde violencia.
  2. Garantizar el acceso y estándar a bienes y servicios urbanos a todos los habitantes de la región.

Our Resilience Team

  • Gabriela Elgueta

    Directora Ejecutiva de Resiliencia

    @cataelgueta
  • Cristian Robertson de Ferrari

    Subdirector Ejecutivo de Resiliencia

    @crobertsondef

Read Santiago de Chile Resilience Strategy